GUERRA: ¡Disney Versus Pixar!

Bueno... Pues ahí estaba yo, sentado tranquilamente en mi sofá, mirando la carátula de la edición de Rompe Ralph en BluRay 3D, la última película de animación de Disney (y la número 52 de su historia, si no me equivoco) y una especie de tristeza me sorprendió, porque había una serie de antecedentes que me indicaban que aquella película no iba a ser tan buena... Como mucho, entretenida.

¿Porqué?

Porque no pude evitar pensar en todos los "enfrentamientos" fílmicos que se han producido entre Disney y Pixar.

Aquí os comento mis opiniones (os adelanto que no siempre querrán decir que ciertas películas sean malas, pero sí que la competencia lo hizo mejor)...




Año 1995
Pixar (que por aquel entonces era independiente y sólo tenía contrato con Disney para compartir gastos y beneficios de sus películas) saca la increíble Toy Story, la primera película realizada íntegramente por ordenador.


Toda la gente alucinó con el resultado y, aunque se estrenó en España en Febrero (nada que ver con las fechas navideñas de estreno de las películas de Disney de animación) en taquilla tuvo mejor resultado que Pocahontas, el film de dibujos animados con el que la compañía del ratón Mickey nos deleitó ese año... Es decir: Pixar ganó aquel año a Disney.



Año 1998
La película de Pixar de este año es Bichos, la de Disney, Mulan... De nuevo gana Pixar no sólo en taquilla (que en verdad a mí me importa poco), sino también en cuanto a la calidad de la historia y a la capacidad para entretener y divertir. Otro tanto para John Lasseter, el responsable del rumbo de Pixar.



Año 1999
Toy Story 2 y Tarzán... Pixar vuelve a ganar con la que posiblemente sea la mejor película de Woody y Buzz Lightyear.




Año 2000
Disney, que ya veía que esto de la animación por ordenador iba a ser el futuro, saca la película Dinosaurio que, personalmente, me parece muy floja.




Año 2001
Pixar nos deleita con Monstruos S.A. y Disney saca Atlantis el Imperio Perdido. Mientras uno piensa que hasta dónde llegará la creatividad y genialidad de Pixar (ya que en cada nueva película se han vuelto a superar a sí mismos), ocurre lo contrario con Disney.



Año 2002
Disney lanza Lilo y Stitch. Una buena película que, sin ser genial, sí que parece indicar el buen camino para mejorar.





Año 2003
Disney vuelve a caer en el anonimato con Hermano Oso, mientras Pixar nos enamora con su aventura bajo el mar, Buscando a Nemo, una película con un colorido alucinante y con una historia increíble, que no hace más que potenciar mi pregunta de hasta donde puede llegar esta compañía con sus films.



Año 2004
Zafarrancho en el rancho, de Disney, resulta aburrida y un sinsentido de secuencias de dibujos animados. El abismo hace tiempo que se ha abierto para ellos. Por el contrario, Pixar sigue ascendiendo por los cielos con Los Increíbles, una de una familia de superhéroes.



Año 2005
Chicken Little es otra incursión catastrófica de Disney en el mundo de la animación por ordenador, con una historia floja y sin carisma.




Año 2006
Salvaje, de Disney resulta otro fracaso de animación 3D. Pixar lanza Cars y de nuevo (como siempre) vuelve a ganar por goleada a su competidora... ¿Cómo se puede dar vida a unos coches y que resulte efectivo?


Pixar nos dio la solución y, desde entonces, todos los vehículos dejaron de animarse del modo tradicional, como hasta entonces había ocurrido... Por cierto,el 24 de enero de ese año, Disney compró Pixar con la política que tan bien le ha funcionado durante toda su existencia: Si no puedes vencerlos, cómpralos.



Año 2007
Ya dejo de interesarme por los lanzamientos de Disney y me centro sólo en los de Pixar. No me equivoco: La triste Descubriendo a los Robinsons (también en 3D) no tiene nada que hacer ante Ratatouille, el film de Pixar en el que nos cuentan la historia de una rata que quiere llegar a ser el mejor Chef del mundo.



Año 2008
Disney lanza Bolt (con un diseño de personajes muy parecido a los de Pixar... Bueno... Ya los han comprado, ¿no?) y la película resulta tremendamente divertida, pero los de la compañía de la lámpara saltarina lanzan WALL-E que, sin apenas palabras, consigue convertirse en un alegato contra la sociedad de consumo.

¡Si hasta algunos republicanos tacharon de comunista a este film!... Me imagino que porque el mensaje de la película iba en contra de las acciones que tendrían esos políticos en empresas petrolíferas. WALL-E no resulta una película tan divertida como otras anteriores, pero sí que se convierte en una pequeña joya de la animación.



Año 2009
Disney sorprende a todos con Tiana y el sapo que, sin ser maravillosa, resulta un soplo de aire fresco entre tanta producción fílmica en 3D (no olvidemos que no sólo Pixar y Disney hacen cine de animación, también tenemos a Fox, Dreamworks, etc...).

Esta película de dibujos animados clásicos entretiene a rasgos generales. Pixar a su vez nos deja atónitos con Up y, especialmente, con sus primeros once minutos sin apenas diálogos: Un visionado imprescindible para todo aquel que quiera saber lo que es el buen cine. Creo que no exagero al decir que, con esta película del anciano jubilado y su casa voladora, Pixar llegó a su cima.



Año 2010
Disney saca Enredados y Pixar Toy Story 3... ¡Vaya!... ¡Mi primera sorpresa!... Disney no consigue ganar a la producción de Lasseter, pero se queda muy cerca del empate. Ambas películas resultan muy entretenidas, aunque me preocupo un poco por el film de Woody y Buzz, ya que tiene un argumento mucho más flojo e inferior a Up.



Año 2011
Marte necesita madres, de Disney es aburridísima y, aunque Pixar gana con Cars 2, he de decir que esta segunda parte de las aventuras de Rayo McQueen, resulta muy, pero que muy floja... Mi preocupación va en aumento, pues las películas de Pixar son cada vez más previsibles y menos divertidas.

Posiblemente, este es uno de los inconvenientes de pertenecer a una empresa tan grande como Disney (que dicta hacia dónde deben llevar todos los caminos de sus producciones). En fin, hasta ahora Pixar siempre ha ganado a Disney.



Año 2012
Brave, de Pixar contra Rompe Ralph de Disney...






Esa opinión os la contaré en mi siguiente post (lo siento, malvado que es uno)...

Aunque bueno, ya os podréis hacer una idea de lo que pienso después de opinar que, en todos los años que han coincidido una película de Disney y de Pixar, ha sido esta última la que se ha llevado el gato al agua.

También podría gustarte...

3 comentarios

  1. No viene a cuento, pero me han entrado unas ganas terribles de volver a ver "up", de las mejores peliculas, junto con wall-e que he visto de este tipo. De disney me quedo con sus canciones, eso si. Que para eso soy como la tia de sonrisas y lagrimas dando saltitos por el monte llena de felicidad xD

    ResponderEliminar
  2. Por cierto Lual, que te veo mu crítico comparando, a ver si escribes una entrada hablando de la nocilla y la nutella. EL otro día tuve un debate interesante con un amigo sobre eso. Yo siemrpe he sido de nocilla, él ahora se ha pasado a la nutella (traidor) porque dice que tiene más avellanas jajajjaj me pica la curiosidad por saber que tienes que decir al respecto xD

    ResponderEliminar
  3. La Nocilla es un clásico de nuestra alimentación infantil... Por aquel entonces no había Nutella que llevarnos a la boca, pero ahora que lo pienso... ¡Qué demonios!!!

    Sólo los "ricos" podían comprar Nocilla (nosotros la catábamos de ciento en viento). El resto de la gente se tenía que conformar vivir el día a día con margarina mezclada con Cola-Cao... Vamos, lo que se conoce como la Nocilla casera de los 80.

    Hoy en día, la guerra Nocilla-Nutella me da un poco igual. Es una guerra en la que no me decanto por una marca en especial... ¡Como estoy a régimen!!!

    ResponderEliminar