INVENCIBLE: La reinvención del género superheroico.

Invencible es la evolución lógica y definitiva del cómic sobre tipos enfundados en mallas que se dedican a “desfacer” entuertos vários. 

¿Palabras mayores?

¿Que “pa” eso ya tenemos el universo Ultimate?

Para nada... Ni son palabras mayores, ni el universo creado por Marvel a modo de “reboot” (otra forma de sacar pasta y eternizar colecciones) le llega a la suela del zapato (en mi opinión, que no se me enfade nadie) a la obra cumbre de Kirkman.

¿Kirkman? ¿El de The Walking Dead?

Sí, ese mismo.

¿Y esta obra de tíos en mallas supera a la de los podridos?


Eeeeeexactamente (Muy bien, Emde... Ahí ahí... Haciendo amigos...).

Aunque claro, esto de las opiniones es como los culos: Todos tenemos uno.

Voy a intentar llevar el ascua a mi sardina y convenceros de que mis afirmaciones (aunque a lo mejor erróneas) tienen un fundamento.

Y sin más dilaciooooooonnnnnnn...

¡¡Vamos al destripe de INVENCIBLE!!






¿Cual es la razón por la que afirmo que este cómic es la evolución de un género tan “trillao” como el de los superhéroes?... Veamos...

¿Originalidad?

¡No!

¿Tramas diabólicamente enrevesadas?

¡No!

¿Súper crossovers que te obligan a comprar todas y cada una de las putas publicaciones de la editorial de turno?

Naaahhh...

¡¡Pues dime de una vez cual es esa razón o te meto dos hostias!!

Eh... ¡Vale!... La razón es muy sencilla y a la vez complicadisima de ejecutar.

¡¡SIMPLICIDAD!!

Esto que veis en la página de la derecha, es una muestra clara de lo que digo. Me explico: hay unas viñetas con apenas texto en las que se ve a un muchacho tirando una bolsa de basura al contenedor y, sin querer, la lanza a donde Cristo perdió la alpargata.

Ni arañas radiactivas... Ni infancias torturadas... Ni tíos muertos que nos enseñan que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad"... Ni zarandajas por el estilo: Mark Grayson (alias Invencible) descubre sus poderes en una sola página que apenas necesita texto.

Y evidentemente hay una historia detrás de esos poderes, pero sigue siendo tan diáfana y clara como lo que se ve en estas siete viñetas. Al final un cómic está para entretener e Invencible es un entretenimiento simple, pero de muchísima calidad.



Lo cierto es que cuando Lual me descubrió este cómic (como casi todo lo potable que leo o visiono de un tiempo a esta parte) me comentó una cosa.

―Tío, no me preguntes los motivos, pero cada vez que cae en mis manos un tomo de Invencible, me lo tengo que merendar de una sentada.

Esta frase me la decía en nuestra tienda de comics de guardia, mientras sujetaba nervioso entre sus manos el último tomo de la colección, deseando pagarlo para irse a su casa y consumirlo con rapidez. Le miré extrañado y le dije que me pasara el tomo para ojearlo. Lo hice sin mucho interés (un par de días antes había terminado de leer Predicador y el sabor de boca dejado por la obra de Ennis me alejaba bastante de meterme en tramas de tipos con leotardos de colorines).

―No te lo compres, que ya van por el tomo doce. Te dejo los primeros y te los lees, ¡sí o sí!

Y cuando Maese se emperra...

Así es que de repente me encuentro unos días después con varios tomos de la obra de Kirkman en una bolsa, dispuestos a ser leídos... ¡¡Coño!!... ¡¡Si no os he hablado de Kirkman""... ¡¡Perdón, perdón!!

Robert Kirkman es un guionista de cómics estadounidense, conocido fundamentalmente por su trabajo en The Walking Dead e Invencible para Image Comics.

También ha trabajado en Ultimate X-Men y Marvel Zombies, para Marvel Comics y colaborado junto al co-fundador de Image Comics, Todd McFarlane, en la serie Haunt, a parte de otros trabajos y colaboraciones varias.

El primer trabajo de Robert Kirkman fue el cómic paródico de superhéroes Battle Pope, co-creado junto al artista Tony Moore, y publicado en el año 2000 por la editorial Funk-O-Tron.



Mientras realizaba la serie Science Dog, Robert Kirkman y Cory Walker fueron contratados por Image Comics para encargarse de una nueva miniserie de SuperPatriot y, en 2003, Kirkman y Walker crearon Invencible para la nueva línea de superhéroes de Image Comics.

La historia de Invencible se centra en el hijo adolescente del superheroe más poderoso del mundo, que desarrolla poderes y comienza su propia carrera.

Cory Walker puso en peligro la continuidad del comic al no conseguir cumplir los plazos de entrega, así que fue reemplazado a partir del número 8 por Ryan Ottley, un dibujante que no sólo cumplió con los tiempos establecidos sino que, lo que es aún más importante, revitalizó la serie (que hasta entonces estaba disminuyendo las ventas por cada número publicado) hasta convertirla en uno de los estandartes de Image Comics.

En 2005, Paramount Pictures anunció la compra de los derechos para producir una película sobre Invencible, contratando a Kirkman para escribir el guión, aunque el proyecto nunca llegó a concretarse del todo. En 2008 hubo una serie de TV basada en el comic.

Los dibujantes, tanto Cory Walker como Ryan Ottley, han sabido estar siempre a la altura del personaje con un dibujo limpio, claro y simple (esto último lo destaco como virtud, ojo).

Como veis, Walker sabe lo que se hace: Trazos sencillos y definidos (probablemente esa sencillez a nivel guión de la que ya os he hablado, sea la combinación perfecta para este tipo de ilustración).

Dibujos sencillos sí, pero sin dejar nada al azar ni hacer que se pierda ningún detalle importante para el transcurso de la historia.



Ottley, con un estilo más preciosista (pero sin faltar nunca a la sencillez) se luce mas en la serie al tener que encargarse de más números, con arcos argumentales mucho más espectaculares.

Pero vuelvo a repetir que, si el trabajo de Kirkman con el guión es soberbio, el de sus "compinches" a los lapiceros no se queda atrás (en ambos casos, como podeis comprobar).


Bueno, pues tras esta parte más o menos técnica volvemos al momento en el que yo me encontraba con una bolsa de comics de Invencible, los cuales Lual me había "obligado" a leer.

Abro la primera página.

No os desvelo nada especial si os digo que el cómic empieza como si se tratara de la típica y conocida historia de Superman, aunque en esta ocasión, el Hombre de Acero se llama Omniman y básicamente es el alter ego de Clark Kent pero con mostacho.

Sigo leyendo y... “Ni fú ni fá”...

Omniman viene de un planeta “muu” lejano llamado Viltrum y es tan poderoso como el personaje bandera de DC. Empiezo a pensar que Lual no se había “tomao” la pastilla de las 3:00 cuando me lo recomendó con tanta vehemencia.

Me empiezan a hacer gracia  los paralelismos existentes entre el hijo del clon de pacotilla de Superman y las tribulaciones de Peter Parker (Spiderman) en su etapa adolescente, todo ello sin tener que tragarme la muerte del tío Ben y el machaque autoinfligido por el héroe Marvel.

Pues eso, que leo pero sin echar cohetes. La historia está bien contada y cruza el universo Marvel y DC de manera más que correcta, con algún que otro homenaje graciosete.

En esta imagen podréis observar el homenaje que hace Kirkman a la Liga de la Justicia, de DC, aunque en este cómic de Invencible se llaman Los Guardianes de la Tierra... Seguro que encontráis el equivalente a cualquier integrante de la JLA sin mucho esfuerzo.



Sigo leyendo el cómic... Invencible continúa descubriendo sus poderes y ahora su padre le lleva al sastre de todos los superhéroes del planeta para uniformarlo. También tenemos clases de instituto, alguna peleilla de poca monta, problemas de amoríos adolescentes, blablablí blablablá...

Y entonces me doy cuenta de que acabo de tragarme el tercer tomo de una tacada.

Ese es el secreto: Trama simple, pero muy bien contada... He de suponer que a eso se referia Maese cuando me dijo que los devoraba.

Me digo a mi mismo: Vale... Es bueno... Pero no es "pa" tanto...

Y entonces me encuentro ¡¡ESTO!!



¡¡Y ESTO!!


¡¡OMNIMAN ES EN REALIDAD UN HIJOPUTA DEL PLANETA VILTRUM (UN LUGAR LLENO A SU VEZ DE HIJOS DE PUTA) EN UN PUESTO DE AVANZADILLA PARA PREPARAR LA INVASIÓN DEL PLANETA TIERRA, LO QUE CONVIERTE A INVENCIBLE EN LA ÚLTIMA LÍNEA DE DEFENSA DE LA TIERRA, YA QUE EL HIJOPUTA DE SU PADRE A “DESCUARTIZAO” A SUS COMPAÑEROS, LOS GUARDIANES DE LA TIERRA!!

¡¡Arf... Arf... Arf...!!

Tras ir al water a tocarme, llamo a Lual y le pregunto si la cosa va a tomar esos derroteros y para cuando me deja el resto de tomos, que cuanto valen y que si es posible ir al registro para cambiar el nombre de mi hija por el de Omnigirl...

Maese, con su típica cara de poker (porque aunque la conversación era telefónica ¡¡SÉ!! que tenía esa cara) ríe de forma socarrona y dice...

―La cosa mejora a cada número... Te queda mucho por aprender colibrí...

Y pienso: Peter Parker sin ataduras de responsabilidades ni chorradas que la gente de hoy no se traga; un Superman “desbocao” (por fin se puede ver en una viñeta lo que ocurre con la cabeza de un hombre al encontrarse de frente con el hostión del hombre de acero); un universo estructurado al milímetro con tramas que hasta un cazurro como yo entiende...

En fin...

¡¡UNA JODIDA GOZADA!!

Y como colofón y refuerzo a las teorías que esgrimo aquí, os dejo unas ilustraciones de todo lo que os podreis encontrar al sumergiros en el universo de Invencible.

No sigo hablando, que me emociono y os destripo toda la trama.

¡¡COMPRADLO Y PUNTO!!



¡¡AHÍ QUEDA ESO!!



También podría gustarte...

0 comentarios