AZPIRI: El dibujante que marcó una época

Ahí estaba yo, buscando información para crear un nuevo post para el blog, cuando me he encontrado en Internet (por casualidad) con una ilustración de Azpiri.

Me ha entrado la nostalgia de aquellos tiempos en los que era un chavalín y para nosotros un ZX Spectrum, un Amstrad CPC, un Commodore 64 o un MSX eran unos ordenadores de la leche. Eran tiempos en los que nuestras pantallas eran pequeños y muy pesados monitores CRT o CGA de catorce pulgadas (como mucho, de quince), que en esa época eran monocromáticos en tono gris o de fósforo verde. Cuando salieron los monitores EGA de 16 colores, casi todos nos caímos al suelo, resbalando en nuestras propias babas.

¡Los videojuegos habían dado el salto al mundo del color!

Así que en esa época de ordenadores primitivos y de monitores del pleistoceno (e inocencia absurda, que nos dejaba siempre con la boca abierta), imagináos el efecto que unas imponentes portadas de videojuegos, ilustradas por Azpiri, podían causar en la tierna y atontada mente de unos chavalines como nosotros.


Para todos ellos que no sepan quien es este pedazo de artista, les hago un pequeño resumen para que vayan conociéndolo porque, la verdad, posiblemente sea uno de los mejores dibujantes e ilustradores nacionales..

Alfonso Azpiri nació en 1947 y estudió la carrera de piano, pero su afición por el dibujo le hizo dejar su profesión para dedicarse al mundo de la historieta y de la ilustración.

En el año 1972 tuvo su primera colaboración con la revista Trinca, en varias series. Poco después tendría una larga colaboración con revistas italianas de corte erótico. Unos años más tarde crearía su primer personaje, Zephid, basado en la fantasía heroica y su siguiente personaje, Lorna, una mujer envuelta en increíbles aventuras en un mundo de ciencia ficción con trasfondo erótico, se publicaría en todo el mundo.

En el año 1998 publicó, en el suplemento del diario El País, las aventuras de un nuevo personaje de corte infantil, Mot.

Aparte de estos trabajos (y otros muchos más que no comento), Azpiri realizó en los años ochenta más de doscientas carátulas para juegos y programas de ordenador (fundamentalmente para las compañías españolas Topo Soft, Opera Soft y Dinamic). Por cierto, una selección de estas carátulas las podréis encontrar en el libro Spectrum, que publicó Planeta DeAgostini en el año 2009.

Este trabajo de ilustración para los videojuegos es sencillamente magistral y como no me apetece enrollarme más y quiero que disfrutéis de unas cuantas de esas portadas de ordenador que Azpiri realizó hace treinta años (haciendo bueno el dicho de "una imagen vale más que mil palabras"), me callo y dejo que las ilustraciones de este genio hablen por mí.






Alucinantes, ¿verdad?...

También podría gustarte...

2 comentarios

  1. Como olvidar a Azpiri y sus espectaculares carátulas (como la polémica que se generó con la del "Game Over" que fue censurada en inglaterra).
    Para mí Azpiri siempre estará ligado a recuerdos de compañías como Dinamic, Opera, Topos Soft...

    Por cierto que como poseedor de un Amstrad CPC 464 con monitor de fósforo verde, puedo afirmar que a mí con lo que se me cayó la baba fue con los afortunados poseedores de una disquetera (era flipante ver como los juegos que a mí me tardaban media hora o más en cargar allí se iniciaban en apenas segundos) pero en cuanto al monitor en color, salvo algunas excepciones que lucian de un modo espectacualr ("Gryzor" era uno de ellos) por lo general el resultado era feo de cojones y prefería mi monotor monocromo de fósforo verde.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que yo tenía un monitor de fósforo verde y le tenía que bajar la luminosidad al mínimo porque si no, me empezaban a arder los ojos a los pocos minutos.

    Es cierto que, en cuanto entró en el mercado la disquetera de 5 1/4, todos alucinamos con la rapidez de carga de los juegos.

    ResponderEliminar