DESTRUCTOR: El abuelo que no quería oír hablar de la jubilación

¿Quién es Destructor?... Pues este personaje apareció por primera vez el 6 de octubre de 1941 en las páginas de Mystic Comics, de la editorial Timely Comics (la actual Marvel Comics). Sus creadores fueron un desconocido guionista novato llamado Stan Lee y el dibujante Jack Binder.

La historia de Destructor es la siguiente...

Kevin “Keen” Marlow era un periodista norteamericano que aterrizó en la Alemania nazi para informar sobre los horrores que estaban ocurriendo en el país. Al poco, fue capturado por el ejército y encerrado en un campo de concentración, acusado de espionaje. Entre los prisioneros, conoció al doctor Eric Schmitt, un científico alemán que se negaba a colaborar con los nazis y que había inventado un suero de características similares al del supersoldado (el que se inyectó en los Estados Unidos a Steve Rogers, alias Capitán América).

Poco antes de morir, el científico inyecta al periodista el suero, que funciona a la perfección, dotando a “Keen” Marlow de fuerza, resistencia, agilidad y velocidad superiores a las de cualquier humano, además de un envejecimiento muchísimo más lento.

De este modo surge Destructor, un héroe justiciero que hará morder el polvo a los nazis y colaborará con súpergrupos de la época, como Los Invasores, para impedir que el Tercer Reich pueda hacerse con el control del mundo.


Pues bien… Hasta aquí los inicios del personaje, que cumplían a la perfección su papel de entretenimiento propagandístico durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente “Keen” Marlow caería en el olvido y aparecería en los años setenta de forma esporádica y a finales de los noventa sería rescatado por el guionista Fabian Nicieza para incluirlo en una miniserie de los Thunderbolts.

Y aquí toda su historia… Hasta que Robert Kirkman, actual socio de Image Comics y el guionista de Invencible y de Los muertos vivientes (más conocido este último cómic como The Walking Dead), recuperó al personaje de Destructor, escribiendo para él una miniserie de cinco números para Max, el sello adulto de Marvel.

Robert Kirkman siempre se ha caracterizado por su originalidad y frescura a la hora de abordar un proyecto (Invencible es una buena muestra de ello, que no ha caído en el aburrimiento con el paso del tiempo… No pasa lo mismo con Los muertos vivientes, que ya empieza a mostrar evidentes signos de desgaste) y con Destructor consigue crear una historia sencilla y muy divertida en la misma línea que ya marcara con Invencible, el superhéroe de Image Comics.

Para colmo, a los lápices se encuentra Cory Walker, el dibujante de líneas claras de los primeros números de Invencible… Así que la sensación de estar leyendo uno de esos cómics, se acentúa cada vez que pasas una página.

La historia de esta miniserie es la siguiente: Estamos en la época actual y ya han pasado muchos años desde que la Segunda Guerra Mundial finalizó, aunque el trabajo de Destructor nunca acaba… ¿O sí?...

Kevin “Keen” Marlow ya tiene sus buenos setenta y muchísimos años y aunque sigue dando “caña” a los terroristas de hoy en día, hace tiempo que dejó de ser ese hombre joven que podía con todo. Además, ha conseguido sobrevivir a dos infartos derivados de su edad y del esfuerzo al que somete a su cuerpo y los médicos le han recomendado que se retire, pues un tercer ataque al corazón le resultaría letal.

¿Qué hace una persona así?... ¿Qué decisión toma un hombre que sabe que va a morirse en breve y que por el camino se ha grangeado el odio de cientos de enemigos y villanos?... ¿Cómo resolver todos esos problemas antes de la muerte, para brindar a su familia una vida tranquila y libre de vendettas en su ausencia?

Pues si durante sesenta años Marlow ha sido un superhéroe y su vida “útil” de lucha contra el mal ha llegado a su fin, no se jubilará sin más… Dejará un mundo más seguro para su familia y si para ello debe asesinar a cada supervillano, lo hará sin contemplaciones.

Así que Destructor decide cortar por lo sano y para que su familia nunca sufra las venganzas de sus enemigos, los mata a todos: Uno a uno…

Y entonces aquí aparecen las genialidades de Kirkman que tanto me gustan y de repente estamos viendo ultraviolencia en unas viñetas épicas de peleas brutales con desmembramientos, decapitaciones y sangre a raudales, para de golpe pasar a otras viñetas más cotidianas en lo que prima es la vida familiar del personaje, en la que se profundiza en sus relaciones y en los pensamientos de qué ocurrirá cuando él se muera.



Lo mejor de todo es que en este camino de caos y muerte, Destructor se va transformando en un asesino sin piedad al que no le gusta nada lo que hace (aunque lo tiene que hacer) y por ello busca de forma inconsciente la muerte en cada nueva batalla…

Aunque no puede morirse sin haber acabado su misión.

El entretenimiento de esta lectura está totalmente asegurado, tanto por la sencillez del guión, como por la rapidez y fluidez con la que suceden las situaciones... Además, las portadas están ilustradas por Jason Pearson, un dibujante que me parece muy espectacular y simpático.


Por otra parte, el tomo que ha publicado Panini en España, además de contener los cinco números de esta miniserie de Marvel, incluye una última historia en la que veremos a Destructor en los tiempos de la Alemania nazi y que nos hará revivir en cierto modo, lo que pudieron sentir esos lectores de cómics de los años cuarenta (en una historia breve guionizada por John Arcudi y dibujada por Steve Ellis).

Título: MAX: Destructor (Col. 100% MAX)
Edición original: MAX Destroyer 1-5 y USA Comics 70th Anniversary Special USA
Fecha de edición: Junio de 2013
Guión: Robert Kirkman y John Arcudi
Dibujo: Cory Walker y Steve Ellis
Editorial: Panini Comics
Formato: Libro rústica, 144 páginas. a color.
Precio: 13 €uros


También podría gustarte...

0 comentarios