GUERRA MUNDIAL Z: Los zombis según Brad Pitt (Parte I)

Bueno, pues aquí estoy de nuevo con el consiguiente destripe del evento cinematográfico del año en lo que a género zombi se refiere: El film producido y protagonizado por Brad Pitt, Guerra Mundial Z.

Os aviso de antemano que este destripe se dividirá en dos partes y que en él voy a spoilear de forma constante el film, así que el que lo quiera ver en el cine y no desee saber nada sobre la película, mejor que no nos lea durante el tiempo que duren los posts... Voy a dar pelos y señales sobre la trama de la película... Y como no soy amigo de los dichosos spoilers, os invito a que dejéis de leer esto.

Tras el aviso, comienzo...

He de confesaros que tanto Lual como yo, acudíamos a la proyección con bastante miedo (y ese no es buen síntoma para ver una “peli”, por muy perteneciente al género de terror que sea).

Teníamos pánico a ver desaparecer nuestros preciados euros en otro Blockbuster veraniego y en la enésima puta mierda made in Hollywood que venimos sufriendo de un tiempo a esta parte... Y es que veinte euros entre entradas de cine, palomitas y café "post-visionado-del-film-para-intercambiar-opiniones" es mucho dinero (muchas gracias por la subida del IVA en cultura, querido Mariano).


En serio, estábamos “acojonaitos”... Tanto es así que al ver los créditos de apertura del film se me escapó un lastimero “A ver que tal...”, que Maese comprendió a la primera respondiéndome, con su inconfundible cara de poker, un escueto e igual de lastimero “Sí... A ver”.

Bueno, los que me sufrís en este blog ya sabéis que soy amigo de  divagar e irme por los cerros de Úbeda pero es que mi temor a la hora de enfrentarme a esta película estaba totalmente justificada... Os explico el porqué...

MIEDO 1: ¡¡ES UNA “PELI” DE BRAD PITT!!

Sí... El mismo Brad Pitt con el que las mujeres tienen sueños húmedos... El mismo Brad Pitt al que la barba de tres días (que a nosotros, nuestras parientas nos hacen afeitar porque según ellas les irrita la cara y nos otorga aspecto de cerdo) le sienta de cojones... El mismo Brad Pitt al que las melenas (que a nosotros nos hacen similares a Camarón de la Isla) le dan aire de deidad griega...

¡¡Ese Brad Pitt!!



En definitiva, esa estrella del firmamento fílmico que nos hace dudar si va a ponerse al servicio de la acción o simplemente, va a utilizar el film como vehículo para su lucimiento personal.

MIEDO 2: ¡¡ES UNA PELI DE ZOMBIS DE PRESUPUESTO ESTRATOSFÉRICO!!

¿Y qué significa esto?... Pues que no se va a ver sangre, ni casquería porque un Blockbuster de estas características está dirigido hacia el gran público, entre los que se incluyen las toneladas de chavales de trece años, que son un público muy rentable.

En fin... Que muy bien se debe hacer una película de género Z, que suele tapar con litros de sangre y toneladas de vísceras, los múltiples fallos de ritmo y de guión que suele tener este tipo de films.

MIEDO 3: ¡¡LOS ZOMBIS PARECEN LAS HORMIGAS DE CUANDO RUGE LA MARABUNTA!!

Y es que los trailers que inundaban la red me hacían temer lo peor: Asistir a un espectáculo íntegramente realizado por ordenador.

Eso, unido a los films que he visto últimamente y cuya premisa se basaba en el abuso de los efectos digitales (Transformers, G.I. Joe y demás putas mierdas veraniegas), acrecentaban mi temor hasta el borde mismo del pánico.

Aquí os dejo dicho los trailers oficiales del film...



MIEDO 4: ¡¡EMPIEZO A ESTAR CANSADO DEL GÉNERO ZOMBI!!

Y es que tras leer y visionar tanta mierda perteneciente al género (y ver que este no evoluciona), uno desea pasarse a otra temática que le dé más alegrías.

En fin... Continúo donde lo había dejado...

"Ahí estábamos Maese y yo con más miedo que siete viejas esperando, temiéndonos lo peor."

Y sin embargo, lo que me encontré fue la película que mejor sabor de boca me ha dejado en lo que va de año... ¿Porqué?... Sigo enumerando:

1.- ES MUY ENTRETENIDA

Es cierto que se da por sentado que un blockbuster veraniego ha de ser entretenido por pelotas, pero puedo enumerar un montón de megaproducciones de más de doscientos millones de dólares de presupuesto que aburren hasta a las ovejas (After Earth es un buen ejemplo de ello). Sin embargo, en Guerra Mundial Z, el ritmo de la acción no decae en ningún momento y desde la primera escena el director nos sumerge en una trama de la que no nos liberamos hasta la llegada de los créditos finales.

Otra cosa infinitamente difícil a nivel narrativo (y que consigue el director del film) es lograr que los momentos espectaculares sorprendan de verdad y en esta película así ocurre... Quizá porque no se abusa de ellos y todos tienen una razón (lógica) de ser.

Mención aparte merecen los momentos más "intimistas" del film (los momentos de intriga, de tensión y de terror más clásico) que funcionan incluso mejor que las espectaculares escenas (y con la palabra espectacular me quedo corto) de miles y miles de infectados sorteando cualquier obstáculo en sus histéricas carreras.



En definitiva: Entretenimiento con mayúsculas, tanto en las partes que se asemejan al cine de acción, como aquellas que beben del cine de género.

Y aquí hago el inciso en el post para no aburriros con él... El miércoles lo finalizamos.

Hasta dentro de dos días.

También podría gustarte...

0 comentarios