TRENDING BLOGGIC 12: Merchandising a pie de playa

Unos días de vacaciones. Un paseo por la playa. La mujer cogiéndome de la mano. Un momento romántico.

Y entonces...

¡¡Oh, Dios mío!!... ¡¡Qué es eso!!...

Cientos (si no miles) de personas reunidas en torno a varios pequeños escaparates a ras de suelo, riéndose, hablando entre ellos... ¡Admirados por lo que tenían delante de sus narices!...

Y pensé: "Sea lo que sea lo que está mirando esa gente, seguro que resulta beneficioso para el blog y nos hará convertirnos en referencia de la web".


Suelto la mano de mi esposa y me dirijo como un poseso hacia uno de esos puestos veraniegos que se encuentran a lo largo de las playas de la península (o en las fiestas de los pueblos). Ella me mira sorprendida por la absurda reacción de mi cuerpo, que se mueve como el de una fan adolescente hacia el póster de un concierto de su grupo de música "chaci-guay" preferido, dando grititos histéricos a cada paso.

Freno en seco y dejo la marca de goma de mis zapatillas en el suelo. Un enorme hilo de saliva que me colgaba de la comisura de los labios sale disparado hacia adelante por la velocidad, pero lo consigo detener con un ágil manotazo antes de que llegue a pringar el objeto de mi deseo.

Bueno, no... Los objetos de mi deseo...

Los "guiris" me rodeaban... Me soltaban frases como "Ar llu creisi?", "Guat ar llo duing maderfoquer?"...

A lo que yo les contestaba "Lles, lles is olrait", "Oquei mai frien"...

Y mi frase favorita de todas (y que me ha sacado de más de un apuro en esto de la comunicación internacional): "Mai teilor is rich an mai mader is in de quichen... ¡On de desk!"

Para todos aquellos que piensan que mi inglés está oxidado, les puedo decir que se equivocan, pues al soltar estas frases (perfectamente pronunciadas, al más puro estilo castellano-manchego), los extranjeros me dejaron espacio, apartándose amablemente y huyendo en alegre desbandada, como si hubieran entablado contacto con un ente alienígena y retrasado mental.

Y entonces me quedé solo con ellos... Mis objetos de deseo... Colgados de chinchetas, clavos, alfileres, ganchos... Expuestos sobre maderas, corchos, plásticos...

¡Decenas y decenas de llaveros de personajes hechos con cuerda!


Entonces una fuerza desconocida tiró de mí con una intensidad que jamás había conocido (¿sería amor hacia esos seres de cuerda en los que colgar las llaves?)... Giré la cabeza y pude ver a mi mujer, agarrándome y estirando de mi brazo como si quisiera convertirlo en el de un simio, arrastrándome hacia afuera, para sacarme de esa muchedumbre que se arremolinaba ante los llaveros (esta vez de gente nacional, que cuando ven a alguien que no es "guiri" observar las cosas con interés, se arremolinan alrededor como moscas, intentando arrancarte de las manos eso que estás mirando, aunque en el fondo no les guste ni lo quieran... La cuestión es arrebatártelo para sentirse superiores a ti).

Al final hice lo que todo mastuerzo hace en la vida: Me zafé de la presa de la mujer y me agarré como un condenado al pequeño expositor de llaveros (también dando unos cuantos codazos a la gente que se peleaba por conseguir una mejor posición que la mía).

No sabía por donde empezar a mirar. Los había de todo tipo... Podía ver a personajes como Bob Esponja, Patricio, Phineas, Ferb, Doraemon, Nobita, Darth Vader, el Sombrerero Loco, Kratos, etc...

Pero a mí sólo había un tipo de ellos que me interesaban: Los llaveros de superhéroes.

Lo sé, lo sé... Tengo un grave problema (que aún no he superado) desde que, siendo un tierno infante, cayó en mi poder un tebeo de Marvel, pero es que los superhéroes me llegaron al alma con sus aventuras, al igual que (supongo) les ocurrió a los ciudadanos de las antiguas civilizaciones cuando escuchaban las historias de su mitología particular.

¡¡Y eso que no me gustan los llaveros!!

Pero no sé si serían por los días de vacaciones pero... Me compré un llavero (bueno, en verdad lo hizo la mujer, por eso de contentar al "crío" de mi interior, que balbuceaba delante del puesto de la playa) y me fui tan contento.

Una vez en casa, abro el sobre donde me habían guardado el llavero y lo miro fijamente... ¿Por qué demonios me había comprado una chorrada como esa?... ¿Dónde lo iba a colocar en mi estantería de cómics?...

En fin... Me fui a la cama pensando que había cometido la estupidez típica de un niño de diez años que no controla sus impulsos.

No le di más importancia y me dormí.

Al de tres días, los dos volvimos a pasar por la hilera de puestos de playa y miramos todo tipo de cosas: Bolsos, camisetas, pañuelos, collares, anillos, etc...  Terminamos el paseo y ni me molesté en fijarme en el puesto que tenía colgados los llaveros: Ya sabía lo que me iba a encontrar y no pensaba volver a comportarme como un bebé.

Al día siguiente volvimos a pasear por el mismo sitio... Había más puestos abiertos que se encontraban cerrados las dos veces anteriores que pasamos por ahí.

Y entonces volví a soltar la mano de mi esposa, dirigiéndome como un poseso hacia uno de esos puestos que se encuentran a lo largo de las playas de la península.

Y este es el resultado final de mi ataque absurdo de niñez, aún sin superar:





¡¡Y eso que no me gustan los llaveros!!

Bueno, aquí os dejo un videotutorial por si os apetece saber cómo se fabrican estas cosas... ¡¡Yo ya me he comprado cuarenta y siete ovillos diferentes!!


Por cierto... Si alguien ha sido capaz de averiguar el nombre de todos los personajes de los llaveros, como premio recibirá un vale descuento para visitar a un psicólogo argentino especializado en trastornos mentales relacionados con la niñez...

Personalmente, este individuo no resolvió mis problemas de infancia, pero los dos nos echamos unas risas hablando sobre cómics y películas de superhéroes, mientras tomábamos unas cervezas en el bar de abajo de su consulta.


También podría gustarte...

2 comentarios

  1. sabrías donde conseguir un batman?! =)

    ResponderEliminar
  2. Si pones en Google "batman voodoo dolls", te deberían varios salir sitios en eBay, en Etsy, etc...

    En la página de String Dolls también tienes disponibles:
    http://www.string-dolls.co.uk/ourshop/prod_1091522-Voodoo-String-Doll-Keychain-Dark-Knight-Batman.html

    A ver si en algún sitio de estos los encuentras... Yo lo compré en un mercadillo de playa...

    ResponderEliminar