DREW STRUZAN: El genial cartelista

Si ahora os preguntara quién es Drew Struzan, estoy convencido de que muchos de vosotros no sabríais quien es… ¡Eh!... ¡Prohibido mirar en Google!!!... Del mismo modo, si os dijera que os habéis criado con este artista desde que erais unos críos, me miraríais con cara extraña.

Seguid leyendo y sabréis de lo que hablo.


Estaba yo el otro día haciendo la limpieza profunda anual de las estanterías de mis cómics (momento que aprovecho para reorganizarlos todos) cuando me topé con un libro que compré hace mucho tiempo: "El Arte de Drew Struzan".

Como no podía ser de otro modo, lo abrí y volví a disfrutar de las maravillosas ilustraciones y carteles de este artista nacido en Oregón City, en 1947, que comenzó su carrera artística tras matricularse a los dieciocho años en el Art Center College Of Design de Los Angeles, realizando varias portadas de discos para Roy Orbison, los Beach Boys, Black Sabbath, etc…

Hasta que en 1975, empezó su relación con el mundo del cine, que es por lo que más se le conoce.

La obra de Struzan tiene un estilo muy particular y único, que posteriormente ha sido imitado por otros autores. Del mismo modo, sus imágenes son capaces de condensar la esencia misma del film y hacernos una especie de resumen de lo que nos vamos a encontrar en la historia de la película.

Todas sus piezas se caracterizan por su impecable realismo y, en la gran mayoría, las composiciones suelen tener una o dos figuras grandes (o retratos) como elemento principal y elementos secundarios distribuidos de forma perfecta por la composición, narrando hechos puntuales de la historia.

En la actualidad apenas realiza obras y se puede decir que está prácticamente retirado, ya que la intrusión del arte digital y el Photoshop ha apartado de la vida artística a un hombre que siempre ha trabajado a mano, con referencias fotográficas y con la perfecta artesanía que le dieron tantos años de experiencia (más de treinta).

Sus carteles son considerados arte y sus obras se estudian en las universidades… Y no sabéis la pena que me da no haber podido ir a una de esas universidades para estudiarlo.

Y como he hablado demasiado y lo mejor es que hablen las imágenes, aquí os dejo una serie de posters para que comprobéis como Struzan ha formado parte de vuestra infancia y de vuestra vida sin haberlo sabido.

Por cierto... ¡Al que acierte el nombre de los pósters de las veinticuatro películas, le vamos a dar unas palmaditas en la espalda y un bono para comprar un chupa-chups!!!

Nos vemos.






Y como regalo final, el trailer del documental "Drew: The Man Behind the Poster"... Un avance para que se os haga la boca agua (si es que os gusta la pintura y la ilustración, claro).


También podría gustarte...

0 comentarios