WANTED: La película y el cómic

No sé a vosotros, pero a mí me ha ocurrido muchas veces que, al consultar la crítica de un film (basado en un libro) en una revista o en Internet, me suelo encontrar con la siguiente frase: "El libro es mejor que la película"... Aunque tampoco hace falta recurrir a la lectura de ninguna crítica, porque seguro que esto sí que os ha ocurrido: Os encontráis con un amigo, un familiar, un vecino, un tendero, un animal de cuatro patas, etc. y al informarle tú de que vas a ver lo último del director "tal o pascual", os suelta la misma frase.

"El libro es mejor que la película"



No voy a ser yo quien salga en defensa de la dificultad de adaptar ciertas cosas al lenguaje fílmico, aunque sí es cierto que adaptar las páginas de un libro a los veinticuatro fotogramas por segundo del cine es una tarea muy complicada pues, aunque sean narrativos, se trata de dos medios muy diferentes entre sí.

No obstante, cuando hablamos de la adaptación de un cómic, el tema cambia bastante, quizá porque el cómic se halla a medio camino entre la literatura y el cine (posiblemente más cercano a este último que al primero), y a quien no me quiera creer, le invito a ver el storyboard de cualquier película...   Creo que adaptar mal un cómic es un crimen, más por desidia que por otra cosa (y eso que hay comics bien adaptados a la gran pantalla, pero que por falta de presupuesto u otros medios, han terminado por convertirse en películas flojas o malas).


¿Pero qué excusa existe cuando la producción de un film cuenta con dinero más que suficiente y medios técnicos sobrados y aún así la adaptación del cómic se hace mal?

Wanted (dirigida por Timur Bekmambetov en 2008, e interpretada por Angelina Jolie, James McAvoy y Morgan Freeman) personifica el ejemplo perfecto de esto último.

Vamos a empezar por las similitudes entre esta película y el cómic creado por Mark Millar al guión y por J.G. Jones a los lápices (editado en Estados Unidos por Top Cow y en España por Norma Editorial).

1.- Los personajes principales se llaman Wesley Gibson (James McAvoy) y The Fox (Angelina Jolie). ¿Qué menos, no?.

2.- Algunas frases aparecen en ambas de forma idéntica como: "Métete en el puto coche
mientras aún me dure la puta sonrisa de cajera de supermercado."; "Reviéntales las alas a las putas moscas."... Y poco más.

3.- Algunas situaciones se parecen para dar un poco la imagen de que se trata de una adaptación, como que la novia de Gibson le pone los cuernos al protagonista; la escena del tiroteo a las moscas; el padre que muere al principio del film... Y poco más.

¡Y aquí se acaban los parecidos entre la película y el cómic!!!... ¡Manda huevos, porque era un cómic genial para haber hecho un film divertidísimo y alocado!!!


Lo que más me fastidia de todo es que de un gran e impactante cómic, sacaron una película de acción normalita que poco (o nada) tenía que ver con el original. Vamos a enumerar algunas de esas diferencias para que os hagáis una idea.

1.- En el cómic hay superhéroes, o en este caso, supervillanos de esos que vuelan, tienen superfuerza, distorsionan la realidad, abren portales a otras dimensiones, etc... Cosa de la que carece la película, a no ser que consideremos el hecho de pegar disparos con efectos curvos, un superpoder (esta última chorrada del film me parece eso mismo: una chorrada).

2.- Si hablamos de supervillanos, hablamos de mallas ajustadas, vestimentas horteras y aspectos ridículos, cosa que de nuevo no aparecen en la película.

3.- La historia a partir de la página catorce del cómic ya no tiene nada que ver con la película... ¡Y eso que el cómic tiene 192 páginas!!!

Y claro, ante esta falta de interés por adaptar un cómic, uno termina por pasar del film que, aunque no es mala como película en sí misma, sí es pésima como adaptación de un cómic y no tiene absolutamente nada que ver con el original.

Es más, The Sunday Times definió en su momento a este cómic de Millar como "El Watchmen de los supervillanos" y me parece una definición de lo más acertado, ya que son los supervillanos los que controlan el planeta tras haber aniquilado a los superhéroes, dividiendo la Tierra en cinco partes y decidiendo el rumbo a seguir.

¿Y qué decir de los superpoderes que aparecen?

En la película lo máximo que vemos son esos ridículos disparos con "efecto" que hacen que las balas no sigan una línea recta, sino curva, para evitar ciertos objetos molestos en la trayectoria para aniquilar a un enemigo (o en el film, objetivos).

¿Cómo podemos comparar eso con, por ejemplo, los poderes de Shit-Head, uno de los secundarios del cómic?

Shit-Head está compuesto cien por cien por los excrementos de las seiscientas sesenta y seis personas más malvadas que hayan pisado la Tierra.Tiene un poco de Hitler, un toque de Ed Gein y cien gramos de Charles Mason. Este andante y humeante pedazo de mierda puede convertir su cuerpo en algo tan blando como la diarrea y tan duro como el estreñimiento (o cualquier consistencia intermedia). Así puede golpear a un enemigo con la fuerza de un tren de mercancías para después escabullirse en su forma totalmente líquida a través de una alcantarilla.

¿Esto aparece en la película?... ¡Ni de coña!!!


¿Entendéis el motivo por el que esta película (que no es aburrida) me parece una total porquería que nada tiene que ver con su original?

Nos vemos.

También podría gustarte...

0 comentarios