TRENDING BLOGGIC 21: ¡Un palo... ¡Un palo!!!

Hacía un montón de tiempo que teníamos abandonada esta sección de Trending Bloggic, patrocinada por nuestros bien amados piratas informáticos rusos que tantos y tan buenos momentos nos hicieron pasar al inicio de este blog.

¡Gracias, amantes del vodka!!!


Pues bien, en uno de nuestros últimos Trending Bloggic hacíamos referencia a un spot de televisión (que ahora mismo no recuerdo qué es lo que anunciaba) en el que aparecía un crío que ese mismo año debería haberse llevado el Oscar a la mejor interpretación infantil.


Y ha sido en estas mini vacaciones cuando en un puesto a pie de playa, la mujer y yo hemos comprado... ¡Un palo!... ¡¡¡UN PALO!!!

Así que ahora ya podemos hacernos esas fotos tan bonitas de pareja que todos guardamos en las memorias de nuestros teléfonos móviles... ¡Sí, ahora tengo un ridículo palo de selfie que paseo por el pueblo de veraneo, exhibiéndolo como un trofeo!!!

¡He caído como otros tantos millones de usuarios de este artefacto del diablo!... ¡Lo reconozco!...

¡SOY IMBÉCIL!!!

¿Sabéis? Extraño esos momentos del pasado (y no hace muchos años de ello) en los que paseabas con la cámara de fotos colgada del cuello mientras mirabas con atención a los turistas con los que te cruzabas, buscando a uno con cara de inteligente para detenerle y mostrarle tu cámara de fotos con la mayor de tus sonrisas.

―¿Nos podrías hacer una foto? ―preguntabas poniendo la cámara a dos milímetros de su nariz para evitar que se escapara, a la vez que cogías a tu mujer por el hombro, posando de forma rápida y automática para la fotografía (todo esto con una sonrisa en la que enseñabas los dientes tanto para quedar bien en la imagen, como para amenazar con un mordisco al turista, por si se le ocurría decirte que no).

Y en ese momento te cogía la cámara y la examinaba como si tuviera un trozo de mierda en su mano, verificando que la máquina de fotos que tenía en su habitación de hotel era mucho mejor que la tuya. Tú mientras tanto malinterpretabas ese gesto en la cara del turista, imaginando que no sabía hacer fotografías y entonces le indicabas con un gesto estúpido de tu dedo que pulsara el disparador de la cámara.

¿Dónde han quedado esos tiempos en los que confiabas en un desconocido y le entregabas tu cámara de fotos? ¿Tanto miedo tenemos de dejarle nuestro móvil a un desconocido?... Seguro que sí... Esas máquinas del demonio ya llevan nuestra vida, nuestros recuerdos, nuestros números de cuentas bancarias, nuestras compras por internet, nuestras opiniones en las redes sociales, nuestras aplicaciones para hacer ejercicio, etc...

En fin, que con nuestros móviles presumimos de tener cientos y miles de amigos virtuales en las redes sociales, pero luego a la hora de la verdad no entablamos contacto con una persona física y real para que nos haga una simple fotografía.

Personalmente añoro esos veranos paseando al borde de la playa y encontrando a ese turista inteligente y con cara de espabilado que, tras hacerte la foto de rigor, te entregaba la cámara para que mirases los resultados de su buen ojo a la hora de componer una foto de recuerdo familiar.

―¡Muchas gracias!... ¡La foto está genial! ― decías con un exagerado entusiasmo mientras seguías sin perder la sonrisa para, tras alejarte unos cuantos metros y despedirte con un efusivo gesto de la mano, dirigirte a tu mujer y decirle... ―¡Menuda mierda de foto!... Me tenías que haber hecho caso y haber dejado que el tipo de las barbas, ese que a ti no te gustaba porque tenía pinta de borracho perro-flauta, nos hiciera la fotografía... ¡Que cuanto más "pedo" van, mejores fotos hacen!!!... ¡Lo dice el National Geographic!!!

Pero ahora ya no tengo ese problema... ¡Tengo un palo selfie y lo paseo como un trofeo raquítico por la orilla de la playa!... ¡Y ahora solo yo seré el único culpable de que mis fotos salgan mal!!! (bueno, en verdad será el móvil, porque esa óptica de mierda que traen nunca llegará a la calidad que te puede dar una buena Reflex, por mucho que con la publicidad nos quieran vender lo contrario)

Por cierto... ¡FOTOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!...


¡Nos vemos!

También podría gustarte...

0 comentarios