REMAINS: Los zombis de Niles y Dwayer

¡Remains es el mejor cómic de zombis jamás editado!!! (después del primer arco argumental de Crossed).

Sé que mi afirmación hará que los amantes de The Walking Dead monten en cólera, pero lo siento por ellos. Remains es un cómic mucho más divertido y adrenalítico que la eterna serie creada por Kirkman, que nunca acaba y se prolonga hasta el aburrimiento sólo porque una nueva legión de seguidores (sobre todo los televisivos) hace que siga siendo rentable.


Remains es una miniserie de zombis de seis números, escrita por Steve Niles y dibujada por Kieron Dwyer. Fue publicada originalmente en Estados Unidos por la editorial IDW y en España por Recerca, una editorial hace tiempo desaparecida. Eso significa que encontrar este tomo recopilatorio en una tienda, resultará misión casi imposible... Esperemos que otra editorial decida volver a publicar esta miniserie, porque realmente merece la pena que los lectores que aún no lo han hecho, la compren y la añadan a su librería.

Steve Niles es un autor más que consagrado en relatos de terror y en este cómic en particular nos narra como la humanidad ha decidido renunciar a todo el armamento nuclear, desmantelándolo en un acto multitudinario... Pero en esto aparece el tonto de turno que pulsa el botón inadecuado en el momento menos oportuno, desencadenando una gigantesca explosión nuclear cuya radiación arrasa todo el planeta, aniquilando a casi toda la humanidad y dejando a los pocos supervivientes a merced de todos aquellos cadáveres que, por culpa de esa radiación, se han levantado con un hambre atroz de sesos humanos.

Para colmo de males, estos zombis van a ir haciéndose poco a poco más inteligentes.

¿Cómo?... ¿Zombis inteligentes???...

Pues sí, aunque tampoco esperéis encontraros en Remains con zombis eruditos que resuelven ecuaciones matemáticas imposibles. En el cómic veremos monstruos que van evolucionando en su forma de pensar y de los gruñidos básicos que todos conocemos, pasarán a enlazar sílabas, y de ahí a hablar... Luego aprenderán a utilizar herramientas de forma básica, etc...

Difícil lo tienen los pocos humanos que han sobrevivido, ¿verdad?

Pues en todo este caos apocalíptico nos encontraremos con dos personajes atrincherados dentro de un casino de Reno, que se mueven a través de los tejados de los edificios, haciendo de la ciudad su castillo inexpugnable particular.

Estos dos personajes son Tom y Tori, un crupier y una camarera respectivamente, que se tienen asco mutuo pero que deben convivir y cooperar para sobrevivir al apocalipsis zombi y también a los humanos que entran en la ciudad para asaltarla y saquearla.

Como si estos dos personajes no tuvieran ya suficientes problemas, en un momento de la historia entra un tercero que lo único que hace es liar más las cosas.

¿Y este es un cómic tan bueno? (los fans de The Walking Dead afilan sus cuchillos para destriparme). Pues bien... Remains tiene un guión muy típico, pero ahí radica lo bueno de esta historia, pues sabe sacar partido de cada elemento para construir un guión que encaja a la perfección.

En el apartado gráfico se halla Kieron Dwyer, que es nada más y nada menos que... ¡el hijo de John Byrne!!! (por si alguien no lo sabe, uno de los mejores dibujantes de comics)

El dibujo de Dwyer se adapta perfectamente al relato de humor negro y muertos vivientes de Niles, elevando aún más las cotas de entretenimiento de este cómic, cuyo mayor defecto es la rapidez con la que se lee.

En resumidas cuentas, un divertidísimo y genial cómic de zombis que os hará pasar un rato muy entretenido.

Por cierto, si a alguien le interesa, existe una adaptación al cine de este cómic. La película no la he visto y de ella no he leído muy buenas críticas… No obstante si alguien se anima a verla y quiere comentárnosla… ¡Será bienvenido!!!


¡Nos vemos!

También podría gustarte...

0 comentarios