DAREDEVIL: El fin de los días

Daredevil ha muerto a manos de Bullseye y tras este suceso, el periodista del Daily Bugle, Ben Urich, escribe la última crónica relacionada con el enmascarado de los cuernos, que también será la última noticia de un diario que tiene los días contados, al verse fagocitado por el nuevo Bugle Digital.

Ese es el argumento de uno de los comics de Daredevil (muy bueno, por cierto) que he leído durante estas mini-vacaciones. Su título: "Daredevil, el fin de los días".



"Transcurre en un futuro no muy lejano. Llegamos a ver un atisbo de lo que el Universo Marvel puede ser si todo se va al infierno. No es una distopía tipo Mad Max. Es algo más realista, en la línea del propio Daredevil. Su mundo ha cambiado y vemos lo que ha ocurrido."

Brian Michael Bendis

Brian Michael Bendis, el guionista de esta obra y uno de los mejores autores que ha pasado por la colección de Daredevil (junto a Frank Miller y Ed Brubaker), se encarga de construir la última historia de Matt Murdock (alias, Daredevil) moviéndola por el género detectivesco, a la vez que hace un claro homenaje a la película Ciudadano Kane, de Orson Welles (en este cómic, en vez de tener que resolver el misterio de la palabra Rosebud, hay que hacerlo de la palabra Mapone).


Esta historia crepuscular nos muestra a Urich como un protagonista que, en su afán de escribir la última noticia sobre Daredevil, se va cruzando con una galería de personajes importantes en la vida del enmascarado: Bullseye, el Buho, Elektra, Eco, María Tifoidea, etc...

"Queríamos contar con una gran cantidad de personajes relacionados con Daredevil a través de los años y convertir esta historia en la culminación de la trayectoria vital del personaje."

Klaus Janson

Al igual que Daredevil, estos personajes han ido cambiando, adaptándose a un mundo en el que los superhéroes y los supervillanos han pasado a un segundo plano, perdiendo su repercusión en la sociedad, aunque no así en los escaparates de las tiendas donde la venta de merchandising de estas figuras icónicas es lo único que recuerda a los ciudadanos que una vez existieron.

En esta pérdida de identidad de los personajes, nos encontraremos con un Bullseye borracho que, tras haber asesinado a Daredevil, contrata a prostitutas a quienes disfraza de Elektra para meterles un revolver por la boca. También está Milla Donovan, que odia a Matt por haberse dedicado a patrullar las calles en vez de haber dedicado ese tiempo a estar con ella. Elektra se ha convertido en madre y no dudará en asesinar a sangre fría a cualquiera que la intente recordar sus viejos tiempos de superheroína. María Tifoidea es ahora una actriz que intenta olvidar su etapa en la que la doble personalidad la controlaba. El Buho es un respetable  hombre de negocios que ha conseguido su estatus social gracias al soborno de políticos, jueces y policía. Y así con más personajes importantes en la vida de Daredevil.

Esta historia de Bendis se plantea no como la muerte de Daredevil, la cual sucede a las pocas páginas de comenzado el primer cómic de esta miniserie de ocho números (recopilada por Panini en un tomo unitario), sino como un repaso a la vida de este enmascarado a través de los ojos de personajes secundarios.

Se da la casualidad que este repaso a la vida de Daredevil está relacionado con la etapa en la que el propio Bendis era el guionista de la serie, saltándose y omitiendo hechos que sucedieron posteriormente a la creación de este cómic, como la etapa en la que Ed Brubaker se encargaba del "cuernecitos", o la etapa tan laureada de Mark Waid.

En el apartado gráfico de Daredevil: El fin de los días nos encontramos con una serie de autores que también han tenido mucho que ver con la vida de este personaje. Estas personas son Klaus Janson a los lápices y Bill Sienkiewicz en el entintado, que se encargan de la gran mayoría de las páginas de este cómic. Después están David Mack y Alex Maleev, que realizan algunas páginas sueltas que funcionan a  modo de flashbacks, arrojando algo de luz sobre la oscura historia perpetrada por Bendis.

Pero voy a dejaros de dar el coñazo con tantas palabras y voy a deciros lo que pienso de este tomo recopilatorio editado por Panini.

Este cómic de Daredevil es muy bueno, no maravilloso pero sí muy bueno.

Además, al tratarse de una historia independiente que no obliga a conocer el pasado del superhéroe (aunque si lo conocemos, disfrutaremos mucho más), se puede leer sin problemas y sin que nos perdamos al desconocer ciertos datos que todo fan del cómic ya conoce.

Personalmente, el misterio inicial creado por la palabra Mapone (como ocurría con el Rosebud de Ciudadano Kane) me parece una excusa perfecta para disfrutar de una historia detectivesca crepuscular, en la que todo parece sucio, los personajes están llenos de mentiras y el misterio principal que el lector quiere conocer no se sabrá hasta el final (que seguro a más de uno puede decepcionar, pero que en absoluto empaña los buenos momentos vividos con el resto de páginas de la historia).

En resumen, una gozada de cómic que nos demuestra una vez más que las historias de superhéroes no tienen por qué ser siempre relatos de tipos embutidos en mallas que se pegan puñetazos entre sí, o se lanzan rayos por el culo porque quieren conquistar el mundo.

Si tenéis tiempo y dinero, os recomiendo la compra de este ejemplar (si aún quedan, que creo que enseguida va a ser descatalogado, si no lo está ya). Seguro que disfrutáis de esta historia, seáis seguidores, o no, de Daredevil o del género superheróico.

TÍTULO: Daredevil, El fin de los días
EDICIÓN ORIGINAL: Daredevil, End Of Days 1-8 USA (Marvel Comics)
EDICIÓN ESPAÑOLA: Panini Comics (Diciembre 2013)
GUIÓN: Brian Michael Bendis y David Mack
DIBUJO: Klaus Janson, Bill Sienkiewicz, David Mack y Alex Maleev
FORMATO: Rústica con solapas, Color, 208 págs.
PRECIO: 17, 95 €


Y si no tenéis dinero (o no os fiáis de mis recomendaciones), ya sabéis donde os podéis hacer gratis con una lectura digital de esta obra...

¡Nos vemos!

También podría gustarte...

0 comentarios