ZOMBIVAL: Entrada 8

—  Taco, ponte en la parte de atrás. Animal te toca de plantón en el suelo y aguantar a los conductores que protestan por el corte de la calle.—  Ordenó Brujo mientras se apoltronaba en el asiento del conductor del VAMTAC.

—  Ahora le toca al menda.—  Sonrió Taco.

Brujo se frotó los ojos, estaban en San Juan, a un kilómetro del Carrefour, en la rotonda de avenida Benidorm. Otro control más, iban a uno por hora y eran ya las ocho de la mañana. Estaban de apoyo a la policía local, que cortaba las calles según convenía. No habían dormido en veinticuatro horas y aún no habían desayunado. Así que cuando despertase Taco, lo mandaría a por algo. Dejó el walki de protección civil en el asiento del copiloto, este sería el último servicio, o al menos eso imaginaba.

Metió la mano dentro de la camisola y sacó la funda mimética del sargento.

Abrió la tapa y pasó varias paginas, hasta donde había abandonado la lectura.

"no hemos parado casi desde que llegamos...."

Sí.... Brujo sabía perfectamente a que se refería...


"101445ENE13 Hemos tardado una hora en recorrer 15 kilómetros, bordeando un pantano por una carretera que en España no llegaría ni a comarcal de tercera clase.

101530ENE13 El convoy médico se ha quedado en Chirkey, nuestro traductor/enlace nos ha dicho que son más necesarios allí. La presa se llama Чиркейская ГЭС (Tschirkeiskaja GES) y es un punto estratégico, un paso obligado. Hacia el sureste los pantanos se extienden kilómetros y kilómetros y al noroeste no hay más que barrancos profundos hasta llegar al siguiente pueblo, a 8 kilómetros: Dubki. La pequeña pista que pasa por la presa es el único enlace entre la zona de Gimra y las zonas pobladas de la costa, aquí al norte. Hay un equipo médico francés y dos secciones NBQ del ejercito polaco.

101605ENE13 establecido contacto con los polacos y los franceses para coordinarnos aquí, ya que parece que no vamos a seguir adelante. Hay una decena de transportes de personal blindados BTR 80 y en la explanada donde están los edificios de la hidroeléctrica, hay grupos de policía paramilitar y soldados de reemplazo, y continúan llegando.

Los franceses nos han dicho que al otro lado de la presa, en la ladera del cerro, hay demasiada gente desplazada de sus pueblos que ha salido huyendo. No se les ha permitido cruzar por allí. También nos han dicho que los enlaces trabajan para el FSB (hay que andar con cuidado con lo que se dice o hace, de todas maneras, desde que llegamos a esta explanada nuestro enlace está desaparecido) y que esta noche el GRU ha organizado un convoy de apoyo que cruzará la presa. Hay algo mal en todo esto: siendo una alerta biológica ¿porqué los rusos no han traído sus equipos NBQ hasta aquí?

101805ENE13 ya es de noche, un médico del equipo francés se ha quedado con nosotros y ha cargado en uno de los camiones un par de maletas rugerizadas, le hemos prestado un uniforme porque el suyo estaba en bastante mal estado. Pasamos el rato deambulando entre la explanada y donde empieza el paso. Allí hay un puesto de control que bloquea la pista de la presa, y parece que en el otro lado hay otro. De vez en cuando se oye alguna detonación pequeña a lo lejos. Los rusos se están reuniendo en la entrada del dique. No paran de fumar y murmuran mucho entre ellos, se les ve nerviosos. Como no tenemos traductor, no nos estamos enterando de nada de lo que pasa."

Brujo se frotó los ojos y miró por la ventanilla, Animal estaba discutiendo con el conductor de una furgoneta de reparto. Taco roncaba.

Pasó la página y enarcó las cejas, vaya, parecía que alguien había perdido las formas, en esa página no había taquigrafía:

"Los hombres están montando una área de descontaminación junto con la sección polaca. Mientras, nuestro nuevo amigo nos ha hecho una confesión, Su nombre es Ipatiy Obidin, NCO, 58 ejercito / 19 división motorizada / batallón químico, Vladikavkaz, al menos eso nos ha dicho. Llegaron aquí hace 6 días, casi al principio, y pasaron al otro lado, desde el cuatro al ocho de enero; dos batallones químicos,  junto con el 429 regimiento motorizado y la mitad del regimiento motorizado 503, y al menos 3 batallones NBQ más están desplegados en las montañas mucho más al sur. La idea que tenían de limpieza era desplegarse por el terreno en grupos, pero fueron perdiendo contacto con las unidades una a una, hasta que el GRU ordenó cortar el paso el día nueve. Las dos secciones polacas y la española son los únicos elementos NBQ disponibles que quedan en cincuenta kilómetros a la redonda.

Obidin nos ha dicho que el aislamiento NBQ es imposible y también inútil, no sirve de nada. La enfermedad se transmite a través de las mucosas y la saliva en contacto directo, como una gripe, y también a través de la sangre como una hepatitis. No hay peligro al estornudar o toser, pero hay que evitar el contacto directo. Es así en la cepa actual, en un futuro puede cambiar dependiendo de la manipulación sobre el ARN y tener un ciclo de replicación más o menos rápido, según las circunstancias.

No me acabo de creer lo que nos ha contado pero a grandes rasgos es como si las personas afectadas se convirtieran en un virus andante, infectando a las células vivas (gente) con las que se encuentran...

Huyó de la zona hasta que se encontró con un equipo médico francés, que lo recogió en Dubki y lo trajo hasta aquí.

En charla con el capitán, nos ha quedado claro que sabe más de lo que dice y de lo que debería saber un NCO.

El capitán ha decidido esconderlo mientras podamos, vale más por lo que sabe que por lo que cuenta....

102045ENE13 los rusos han pasado al otro lado, pero lo han hecho a pie. Han dejado atrás unos treinta vehículos. El enlace ruso de los polacos nos ha dicho que guardemos las cosas y nos ha dado otro punto al que ir... No quieren descontaminación. Apenas desplegar las duchas, nos han hecho guardar todo. Vamos a tener que movernos treinta kilómetros hacia atrás. Se ven fogonazos en la colina y explosiones, hay trazadoras que van de abajo hacia arriba y a veces al revés, ¿no es allí donde estaban los desplazados? El capitán está metiendo prisa, quiere irse ya..."

Brujo relajó la vista. Un policía local se acercaba al VAMTAC.

—  Se acabó el servicio aquí.—  Dijo el uniformado.—  ¿A dónde van a ir ahora?.

— A descansar, posiblemente nos acerquemos al Hospital Universitario, tenemos a un compañero ahí.—  Contestó Brujo.

—  No creo que puedan.—  Respondió el policía.—  La cuarentena ha estado a punto  de romperse, el edificio gris está rodeado por la policía. Se ha montado una buena allí.

— No han dicho nada de todo eso por el walki de protección civil.

—  El walki es solo para la coordinación del tráfico, ahora mismo nuestra centralita en Mutxamel está saturada de llamadas.—  Informó el agente.—  Bueno compañeros, que descansen y gracias por el servicio.

Brujo le saludó con la mano. Esto no era Afganistán, aquí como mucho el ejército apagaba algún incendio, lo de cortar las calles había sido una experiencia nueva que Animal había disfrutado al milímetro.

—  ¡ANIMAL!— Gritó por la ventanilla.— ¡Sube, nos vamos a Alicante!


También podría gustarte...

0 comentarios