CIVIL WAR: ¿El mejor evento Marvel?

En abril de 2006, se inicia un nuevo evento Marvel que según vuelven a predicar los publicistas de la empresa: “Va a cambiar por completo el concepto que tienen los lectores sobre el Universo Marvel”.

―¡Sí, claro! ―pienso yo, mientras ojeo la lista completa de los cómics que me tendría que comprar si quisiera tener completo en mi biblioteca este enorme (y caro) evento, nacido de la mente de los guionistas de Marvel.

―¡¡Sí, claro!! ―susurro en mitad de mi tienda de cómics favorita, mientras confirmo los más de sesenta números que componen este evento y hago un cálculo mental de los más de trescientos euros que me tendría que gastar para poder presumir de ser un imbécil integral que se compra cualquier evento Marvel.

―¡¡SÍ, CLARO!! ―grito como un poseso, sin darme cuenta que toda la gente se ha girado para verme con cara de mala leche. ―¡Claro que es el mejor evento jamás escrito!... ¡¡Para Marvel, que se hace de oro con mi dinero!!


Pero escuché tantas cosas tan buenas de este evento que no pude resistirme a comprármelo, pero con mesura. Sólo me hice con los arcos argumentales principales: Civil War propiamente dicho, Civil War: Primera línea y Civil War: Crímenes de guerra (aunque puede que aún los podáis encontrar en el formato comicbook, yo los compré en un tomo recopilatorio de tapa dura).


Sí, es mucho dinero, pero es que soy lector de cómics… Es el problema que tenemos este gran defecto cerebral.

Y mira que no os hablo del típico número, o números complementarios, relacionados con Civil War de todas esas series Marvel para enlazar con este evento: Spiderman, Los Cuatro Fantásticos, Los Nuevos Guerreros, Lobezno, X Factor, Los Nuevos Vengadores, Hulka, Los Nuevos Thunderbolts, Pantera Negra, Capitán América, Cable & Masacre, X Men, Jóvenes Vengadores & Runaways, Héroes de Alquiler, Ms Marvel, Punisher, Blade y El Caballero Luna (aquí os dejo unas cuantas portadas, que no todas).




¿Empezáis a entender ahora los motivos por los que grité en mitad de la tienda de cómics?... ¡¡Demasiado dinero!! (sobre todo para algunas historias que tampoco aportan nada especial al arco principal)

Además se da el caso… Bueno, en verdad siempre se da en todos estos macro-eventos, de que algunos de estos números “sueltos” siempre son una sorpresa: Agradable o desagradable, porque te pueden encantar o parecer una mierda, así que mejor no arriesgarse.

En fin, me compré los cómics que creía más adecuados (los que os he indicado al principio) y empecé a leerlos.

Mi primera sorpresa vino con el principal arco de Civil War, dibujado por el genial Steve McNiven (el mismo que nos deleitó con El viejo Logan) y cuyo comienzo es de lo más espectacular (os lo resumo en un momento).

Los Nuevos Guerreros, un grupo de superhéroes adolescentes (conocidos en los Estados Unidos por ser los protagonistas de un Reality Show televisivo en el que se dedican a viajar por el medio oeste, capturando en directo a supervillanos de medio pelo), localizan en una casa alejada a una serie de villanos peligrosos, que se encuentran en la lista de los más buscados por el FBI. Pero en vez de llamar a unos superhéroes más poderosos, capaces de capturar a estos delincuentes, deciden encargarse ellos del tema y así subir las audiencias televisivas de su programa, que está cayendo en picado.

¿El resultado?

Nitro (un malvado cuyo nombre lo dice todo) provoca una gigantesca explosión al lado de un colegio abarrotado de niños, reventando también más de una manzana de casas residenciales.

 Entre ochocientas y novecientas víctimas… Emitido en directo por televisión…

Así que el gobierno de los Estados Unidos aprueba una ley de registro de superhumanos, obligando a todo el que posea superpoderes a desvelar su identidad secreta, pasando a trabajar al servicio del gobierno. El que no lo haga, será considerado un criminal.

Esto provoca que entre los superhéroes se creen dos facciones: La de Iron Man que defiende el registro (respaldado por el gobierno y por SHIELD) ya que con él se entrenaría a los héroes para que no cometiesen acciones como la de Nitro; y la del Capitán América, que se convierte en el líder de la resistencia que ve en este registro forzoso un atentado contra la libertad y un posible uso militar de los superhéroes entrenados contra los objetivos que dictase el gobierno.

Un planteamiento realmente interesante, ¿verdad?

Supongo que todas aquellas historias que bucean en los conceptos de lo que podría suceder si realmente hubiera superhéroes en el mundo, resultan siempre interesantes.

Marvel ya había explorado anteriormente estas ideas en el universo mutante (con los X Men, X Factor, Los Nuevos Mutantes, etc…), aunque en estas historias, las dos facciones eran la humana y la superheroica. En el caso de Civil War, la diferencia es que son los propios héroes los que se enfrentan entre sí, lo cual le da una dimensión diferente y un mayor interés al conjunto.

Y si tenemos en cuenta que los líderes de las facciones enfrentados son dos de los personajes más icónicos de Marvel (Iron Man y Capitán América) que actúan al revés de lo que un lector esperaría pues…

¿De qué lado estarías tú?


¿Sinceramente?... Puede que realmente sea el mejor evento de Marvel hasta el momento actual.

Hasta pronto.


También podría gustarte...

0 comentarios