LOBEZNO: El viejo Logan

Estamos ante la que posiblemente sea la mejor historia de Lobezno de los últimos quince o veinte años.    

Podéis pensar que exagero, pero os aseguro que eso no es cierto, así que prestad atención y leed el post sobre este cómic, escrito y dibujado por el mismo equipo que se encargaría posteriormente de crear Nemesis, y que se caracteriza por su grandiosidad cinematográfica.

Bienvenidos a…


El argumento de esta historia (publicada en Estados Unidos en Agosto del 2008 entre los números 66 y 72 del volumen 3 de la colección regular y en Wolverine Giant-Size Old Man; y en España en junio del 2009 entre los números 42 y 47 del volumen 4, aunque actualmente recopilada por Panini en un único volumen a un precio muy asequible de 10€) nos sitúa cincuenta años en un futuro post-apocalíptico en el que los supervillanos por fin han puesto en marcha sus neuronas y, sabiendo que superan a sus adversarios de brillantes armaduras y mallas ajustadas en una proporción de veinte a uno, deciden ponerse de acuerdo entre sí y organizarse para aniquilar a los superhéroes.

La consecuencia de tales actos es que, en el planeta Tierra, casi todos los superhéroes han sido asesinados.


Y sin oposición, los supervillanos comienzan a gobernar Estados Unidos, repartiéndose la tierra entre Hulk (que mató a la Abominación para usurparle el territorio), Kingpin (que hizo lo propio con Magneto), Harry Osborn, el Doctor Muerte y Cráneo Rojo, que actúan a modo de antiguos señores feudales.

En este mundo post-apocalíptico (que recuerda mucho al de la película Mad Max), nos encontramos con un envejecido Logan que se ha convertido en un padre responsable, con esposa y dos hijos a su cargo y que debe mantener una granja en el territorio de Hulkland que, como ya he dicho, está gobernada por Hulk y por toda su familia.

¿Por toda la familia de este gigante verde?... ¡Sí!... La cuestión es que como no existía en todo el planeta un ser vivo que pudiera aguantar los envites sexuales de Bruce Banner (alias Hulk) sin morir en el intento, éste decide poseer a su prima, Jenniffer Walters (más conocida como Hulka), y así engendrar nuevos “hulkitos”, que a su vez vuelven a copular con Hulka en nuevos actos incestuosos, que provocan problemas hereditarios en cada nueva generación endogámica (personajes estos últimos que nos recuerdan a los de la película Las colinas tienen ojos).


Así que entre tanto monstruo retrasado verde (y caníbal, por cierto), Logan, que ha renunciado a sacar sus garras y a todo tipo de violencia (por algo que le ocurrió en el pasado, cuando los supervillanos aniquilaron a todos los superhéroes, que le marcó de por vida), debe sobrevivir, cultivando esmirriadas verduras en un terreno yermo y criando cerdos enfermos, para malvenderlos y así mantener a su familia... Eso sin contar las constantes palizas que recibe por cualquiera de los Hulk que no dude en humillarle.


¿Y a qué personaje de película me recuerda este viejo Logan (asesino despiadado) que ha rechazado la violencia en su vida, condenado a cultivar la tierra y a criar cerdos?... Haced un poco de memoria cinematográfica...


¡Efectivamente!... A William Munny, el violento pistolero de la película Sin perdón.

El guionista de este cómic, Mark Millar, no duda en echar mano a las historias de varias grandes películas del cine y utilizarlas para mezclarlas en un guión que te deja en todo momento con la boca abierta.

El escritor hace uso de elementos bizarros, alocados y absurdos en su historia (siempre tomados desde el punto de vista positivo) para hacer un cómic excesivo en todos los aspectos que, lejos de perjudicar al guión, lo hacen tremendamente disfrutable en cada aspecto y sobre todo, muy palomitero (como si estuviéramos ante un blockbuster de la pantalla grande).

En el aspecto gráfico, el dibujo de Steve McNiven se encarga de ensalzar cada detalle del guión, ilustrando viñetas sangrientas y épicas que terminan por redondear ese aspecto cinematográfico del cómic, en un auténtico lucimiento por parte del autor.



Y ahora permitidme echar un poco la vista atrás y volver al viejo Logan, el vivo reflejo de William Munny, en Sin perdón.

Un abatido Logan, que ha renunciado a la violencia y que se ha convertido en un anodino granjero, se ve sin recursos para poder desembolsar los exagerados impuestos que Banner y su familia obligan a pagar a todos los que viven en sus tierras.

¿Qué pasará cuando Logan deba pagar los impuestos y no tenga con qué hacerlo? ¿Cómo mantendrá a su familia si él mismo apenas se puede mantener?¿Cómo enfrentarse a la violencia que le rodea sin levantar un solo dedo (o sacar una garra) para evitarla? ¿Cómo defender a los suyos sin violencia cuando la violencia de los Hulk va a caer sobre toda su familia por no poder pagar?

Me encantaría poder deciros lo que va a pasar, pero voy a ser sincero: Si lo hago, os estropearía uno de los mejores cómics sobre Lobezno que se haya publicado en los últimos quince o veinte años.

Y no soy tan malvado.

Bueno… Un poco sí que lo soy…

Logan necesita dinero para poder pagar los impuestos a la familia Hulk así que, tras recibir la inesperada visita de su viejo (y ciego) amigo Ojo de Halcón, este le propone un trabajo como mensajero. Nuestro héroe ante la necesidad imperiosa de conseguir solventar sus deudas, se embarca en una aventura en la que tendrá que atravesar los Estados Unidos de un extremo a otro para transportar un paquete hasta la Costa Este. El pago por dicho trabajo es de quinientos dólares (una buena suma de dinero para los tiempos que viven).

Sin embargo, lo que Ojo de Halcón no dice a Logan es que los dictadores de todos los territorios americanos están interesados en dicho paquete.

¿Qué hará Logan para entregar la mercancía y conseguir los quinientos dólares sin sacar ni una sola de sus garras ante los cientos de villanos que le van a salir al paso para matarle y hacerse con el maldito paquete?

Lo mejor es que leáis el cómic y encontréis vosotros mismos las respuestas a semejante pregunta.

Lo podréis encontrar fácilmente navegando por Internet aunque, como ya he apuntado con anterioridad, se puede comprar también en cualquier librería especializada en un tomo recopilatorio y a un precio interesantísimo de 10 euros.

LOBEZNO: EL VIEJO LOGAN
Coleccionable Marvel Héroes #9
Panini Cómics
Correspondencia original: Wolverine vol. 3, 66-72 y Wolverine Old Man Logan Giant-Size USA
Guión: Mark Millar
Dibujo: Steve McNiven
Libro tapa dura, 216 págs.
Precio: 9,99 €


Es una historia genial, así que espero que no desaprovechéis la ocasión de leerla.

Un saludo.


También podría gustarte...

0 comentarios